Desarticulado en Fuengirola un grupo criminal itinerante dedicado a hurtar en discotecas y locales de ocio nocturnos de la provincia

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Fuengirola (Málaga) un grupo criminal itinerante radicado en Las Lagunas dedicado a la comisión de hurtos de teléfonos móviles en discotecas y locales de ocio nocturnos de la geografía española.

 

Durante el operativo han sido detenidas cinco personas –dos mujeres y tres hombres, de nacionalidades rumana, búlgara y marroquí y con edades comprendidas entre los 41 y 20 años de edad- como presuntas integrantes del grupo criminal y responsables de delitos de hurto.

 

Además se ha practicado un registro domiciliario en Las Lagunas (Mijas)  donde se han recuperado, entre otros efectos, 107 teléfonos móviles, 14 ordenadores, cinco cámaras fotográficas, 12 discos duros de ordenadores portátiles, tres tabletas y 855 euros. En el operativo, los agentes han intervenido el vehículo que la red utilizaba para sus desplazamientos así como varias tarjetas de memoria y un lector -hallados ocultos en el interior del coche-.

 

Inicio de las investigaciones

 

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de la presencia en la zona de un grupo organizado que viajaba a bordo de un vehículo y que se de estaría dedicando al hurto de objetos electrónicos, principalmente teléfonos móviles, en discotecas y locales de ocio nocturno de la zona.

 

Las primeras pesquisas condujeron a los agentes hasta el vehículo que la red utilizaba en sus desplazamientos, a la identificación de sus cinco ocupantes y a la localización de un domicilio que la red utilizaba principalmente como almacén.

 

Móviles ocultos en la caja de cambios del coche

 

Así, durante la madrugada del pasado domingo -9 de abril- agentes de la comisaría de Fuengirola localizaron el vehículo. Tras un seguimiento por las localidades de Torremolinos, Benalmádena y Málaga los agentes, finalmente, lo interceptaron e identificaron a sus ocupantes -tres hombres y dos mujeres- cuando regresaban a su domicilio. En el interior del coche intervinieron varios teléfonos móviles así como distintas tarjetas de memoria y un lector. Los teléfonos –apagados y desprovistos de sus tarjetas SIM y de memoria- fueron hallados ocultos bajo los recubrimientos de la palanca de cambios.

 

Centradas las pesquisas en torno a los teléfonos hallados, los investigadores averiguaron que procedían de distintos hurtos cometidos en la provincia de Málaga.

 

Modus operandi

 

Los investigados actuaban siempre organizados y coordinados en grupo en el que cada uno asumía un papel y desempeñaba una función concreta. Dos de los hombres eran los encargados de conducir el vehículo y llevar a los otros tres –dos mujeres y otro hombre- hasta el lugar de actuación y posteriormente recepcionar y ocultar los objetos robados –normalmente entre el mobiliario urbano y zonas ajardinadas- hasta el momento de abandonar todos juntos el lugar con el botín. Las mujeres, por su parte,  actuaban como pantalla facilitando la labor del tercero de los implicados -responsable de despojar de los efectos a la víctima elegida- evitando de esta manera que fuera visto por el entorno de la víctima o grabado por las cámaras de seguridad del local de ocio.

 

De las investigaciones se desprende que los efectos sustraídos –aparatos electrónicos y teléfonos móviles de última generación- eran transportados por los investigados camuflados entre objetos de lícita procedencia.

 

Las pesquisas han permitido, hasta el momento, el esclarecimiento de una docena de hurtos perpetrados en las provincias de Palencia, Santander y Málaga.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *