La Policía Nacional se incauta en Málaga de 7,5 kilos de marihuana tras interrumpir el envío de un paquete que tenía como destino Escocia

Agentes de la Policía Nacional se han incautado el pasado día 27 de noviembre en Málaga de 7,5 kilogramos de marihuana al interrumpir el envío de un bulto que había sido entregado en una empresa de mensajería de la capital y que estaba listo para ser enviado a Escocia. Asimismo han detenido a la persona que depositó el bulto para su remisión, un hombre de 32 años y nacionalidad española, y además a un hermano de este, de 21 años, ambos por su presunta responsabilidad en un delito de tráfico de drogas. Durante el registro en el domicilio de los investigados los investigadores hallaron otros 2,5 kilos de la misma sustancia.

La investigación se inició a raíz de unas informaciones obtenidas por los agentes que apuntaban cómo, al parecer, una persona estaría dedicándose a remitir sustancias estupefacientes -marihuana- a Reino Unido, a través de una empresa de mensajería de Málaga.

Apoyo de guías caninos

Las pesquisas permitieron, en un primer momento, la paralización del envío de un paquete sospechoso que iba a salir de una empresa de mensajería con destino a Escocia. Apoyados por guías caninos los agentes confirmaron la existencia de droga en el interior del bulto. La sustancia estupefaciente fue hallada en unas fundas de almohada que contenían cinco bolsas de plástico -envasadas al vacío y liadas en unas toallas- con un peso de 1.500 gramos cada una de ellas. En total 7,5 kilogramos de marihuana.

A continuación los agentes centraron sus pesquisas en la identificación y localización de la persona que había entregado el paquete en la empresa de mensajería para su envío al exterior. Así, el pasado día 30 de noviembre, detuvieron al principal investigado, un varón de 32 años, quien, según las pesquisas, fue quien depositó el bulto para su remisión.

Efectos intervenidos

En un registro en su domicilio de Torremolinos los investigadores hallaron otros 2,5 kilos de marihuana. Parte de esta droga fue localizada en una bolsa de plástico -de mismas características que las halladas en la caja intervenida en la empresa de mensajería- y otra parte, en pequeñas dosis listas para su distribución. Asimismo también se intervinieron dos básculas de precisión, una pistola de balines, una caja de cartuchos lanza-bengalas y útiles para el envasado de la droga, entre otros efectos.

En el transcurso de la investigación resultó detenida una segunda persona, hermano del principal investigado -los dos convivían en el domicilio familiar-. Los agentes les atribuyen a ambos un presunto delito de tráfico de drogas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *