Anunciantes

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en la provincia de Málaga un grupo criminal de origen italiano especializado en empeñar piezas de oro falso. Los agentes han detenido a dos hombres y una mujer, de edades entre 37 y 56 años, por su presunta implicación en una docena de empeños fraudulentos en establecimientos de compraventas de oro en Marbella, Fuengirola, Sevilla, Ciudad Real y Castellón. El fraude asciende a unos 6.000 euros, según la investigación.

El pasado día 6 de abril la Policía Nacional detenía a los miembros de este grupo criminal asentado en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre. Entre los investigados destaca la figura de su cabecilla, un hombre de 56 años y natural de Nápoles (Italia), quien empleaba hasta siete identidades distintas y aglutinaba varias requisitorias de búsqueda por varios juzgados.

La denuncia interpuesta en la comisaría de la Policía Nacional en Marbella por el responsable de un establecimiento de compraventa de joyas puso en alerta a los agentes sobre una estafa consistente en el empeño de oro falso.

Según la parte perjudicada, una persona de acento italiano se personó en su establecimiento a fin de empeñar varias joyas -supuestamente de oro-. El contrato de pignoración contemplaba la opción de recuperar las piezas a posteriori, en un plazo de 15 días y previo pago de un interés del 8%.

Tras el baño de oro se hallaba una pieza fabricada en tunsgteno

Las joyas objeto de investigación fueron colocadas como si de oro se tratase, pero sólo tenían un baño superficial. Tras esa capa de oro de apenas 18K había una pieza fabricada en tungsteno.

El empeño, estrategia para evitar pruebas exhaustivas de autenticidad

La opción del empeño imposibilitaba, inicialmente, al joyero para someter las piezas a un raspado profundo, fracturarla o aplicarle reactivos.

Según las pesquisas, los investigados planificaban el trabajo de antemano y seleccionaban en cada caso el establecimiento donde desarrollar la estafa. En las labores de venta participaban los tres detenidos, siempre de manera individual.

Hasta el momento los agentes han esclarecido una docena de estafas bajo este mismo modus operandi a empresarios del sector de la joyería en Marbella, Fuengirola,  Sevilla, Ciudad Real y Castellón. El fraude asciende a unos 6.000 euros.