Anunciantes

Efectivos de la Policía Local de Málaga, en colaboración con agentes de la Policía Nacional, han detenido a un individuo, natural y vecino de Málaga de 19 años de edad, como presunto autor de un delito de lesiones con arma blanca y tentativa de homicidio.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:20 horas de la noche de ayer, domingo 13 de mayo, en la zona Este de la capital, concretamente en calle Mar.

Nada más tener conocimiento de los hechos, una patrulla de la Policía Local de Málaga se personó en el lugar, procediendo a atender a la víctima que yacía en el suelo herida, para lo que, junto con su pareja que lo acompañaba, una mujer de 25 años, usaron una toalla que acercó una vecina para taponarle la herida que presentaba en el cuello. En este sentido, cabe destacar que, posteriormente, los servicios médicos manifestarían que los primeros cuidados que se le habían llevado a cabo, taponándole la herida sangrante con fuerza utilizando la toalla, fueron vitales para contener la hemorragia.

Mientras se acercaba la ambulancia para la atención y traslado de la víctima, los policías locales, junto con policías nacionales que también se habían personado en el lugar, calmaron a su pareja y se entrevistaron con la misma, manifestándoles que un individuo se les había acercado y les había pedido dinero de forma insistente, y como quiera que no le habían dado nada y se habían alejado de dicha persona, éste arremetió por la espalda a su pareja, que recibió un corte en el cuello, sin poder determinar el tipo de arma utilizada, tras lo que huyó en dirección hacia las calles Miguel Moya y Alonso Carrillo de Albornoz, donde finalmente lo perdió de vista.

Con las características físicas y de vestimenta aportadas por la pareja de la víctima y otros testigos identificados, los policías procedieron a la búsqueda del autor, llevando a cabo previamente una inspección ocular por la zona con el objeto de encontrar el arma utilizada por el mismo, si bien no fue posible localizarla.

Las pesquisas policiales llevaron a los policías locales a personarse en el domicilio del presunto autor, donde, tras ser localizado, fue identificado y cacheado, intentando marcharse en un momento dado del lugar y teniendo que ser reducido por los agentes de ambos cuerpos, ya que acudió una dotación de la Policía Nacional en apoyo, tras resistirse de forma agresiva e intentando agredir a las fuerzas actuantes, que procedieron a su detención, comprobando que coincidía plenamente con las características aportadas por los testigos.

Tras ser detenido, los agentes procedieron a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Al detenido le constan otros antecedentes previos por robo con intimidación.

En cuanto a la víctima, los policías se entrevistaron con los servicios médicos que lo atendían en el centro hospitalario interesándose por las lesiones, siendo informados de que presentaba un corte en la arteria carótida, si bien su pronóstico, una vez estabilizado, no revestía gravedad.