La Policía Nacional detiene a dos hombres que simulaban ser operarios de gas, agua y electricidad para estafar y hurtar en domicilios

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a dos hombres que se hacían pasar por empleados de empresas de gas, agua y electricidad y acceder a los domicilios para estafar a sus moradores y sustraerles joyas y dinero. Los arrestados elegían como víctimas a personas de edad que vivían solas y que, además, desconocían la normativa y requisitos legales.

Los investigados iban provistos de supuestos carnets acreditativos, instrumental, ropa de trabajo -en ocasiones con uniformes serigrafiados con logotipos de empresas- así como talonario de facturas. Igualmente, cuando se encontraban con la negativa de los titulares a facilitarles la entrada a la vivienda, y para garantizarse su acceso, les asustaban con distintas artimañas como la existencia de un riesgo grave de fuga o explosión que podían acabar con la vida de alguno de sus vecinos.

De esta manera los arrestados llegaron a obtener 300 euros y joyas valoradas en 2.000 euros de dos de las víctimas y asediaron a otras a las que estafaron por falsas revisiones.

Inicio de las investigaciones

La investigaciones se iniciaron cuando una persona denunció que echaba en falta varias joyas de su domicilio, a raíz de que un individuo hubiera realizado en su vivienda una revisión de gas. Partiendo de esta información, los agentes realizaron varias pesquisas que les permitieron comprobar la existencia de otros tres hechos similares en la localidad marbellí. Motivo por el que establecieron un dispositivo específico que acabó con la identificación, localización y detención de los presuntos autores, dos vecinos de el Puerto de Santa María (Cádiz) de 23 y 36 años de edad, respectivamente.

Falsos revisores

El “modus operandi” consistía en que los dos detenidos, haciéndose pasar por operarios de una empresa de servicios y caracterizados con ropa de trabajo, instrumental y acreditaciones pertinentes, acudían a los domicilios de personas especialmente vulnerables. Así, hacían creer a la víctima que se encontraba ante una revisión legal de la instalación –de agua, luz o gas- por una empresa instaladora certificada y personal cualificado.

En el caso de que el morador se negara a facilitarles el acceso, los investigados utilizaban distintas artimañas para asustarlo –como la inminencia de una explosión o fuga que pondrían en peligro la vida de algún vecino- y lograr que, finalmente, les franqueara la entrada.

Una vez en el interior, los falsos operarios simulaban realizar el mantenimiento o revisión de la instalación por la que posteriormente cobraban a las víctimas una cantidad abusiva que oscilaba entre los 200 y los 390 euros. En ocasiones, mientras que uno de ellos inspeccionaba la instalación, el compañero aprovechaba con cualquier excusa para ausentarse del lugar y moverse por la vivienda con el fin de hurtar el dinero y joyas que encontraba.

Además del perjuicio económico causado, los falsos operarios, carentes de la habilitación de instalador, en algunos de los casos dañaron las instalaciones debido a la burda manipulación que realizaron intentando justificar el cobro de la inspección.

 

Consejos para evitar ser víctima de este tipo de delitos

Si se encuentra con una o varias personas en la puerta de su domicilio y duda si se trata de una revisión real o falsa, tenga en cuenta los siguientes consejos:
– Exija su acreditación y mantenga la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios deben disponer de una identificación de revisor o instalador autorizado.
– En los casos de revisión del gas debe saber que para el butano dicha revisión es obligatoria cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en las instalaciones y a solicitud del interesado. Además generalmente la compañía con la que se tiene contratado el suministro comunica la visita al usuario con anterioridad.
– En caso de duda, llame a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números de teléfono aportados por los propios operarios.
– Recuerde, desconfianza racional ante las personas que llaman a su puerta, ante la duda, no la abra.

 

Los bomberos han rescatado a un anciano que ha caido de una altura de 20 metros en Los Prados

Los bomberos de la capital han rescatado a un hombre de unos 70 años que había caído por un terraplén en la barriada de Los Prados.

Mediante la maniobra específica de plano inclinado que se adaptaba perfectamente a las circunstancias, descendieron unos 20 metros hasta alcanzar al varón que estaba consciente y sin lesiones de gravedad. Una vez descendieron hasta allí, mediante cuerdas, arneses y material propio de escalada, inmovilizaron al herido que fue rescatado en la camilla destinada a este tipo de intervenciones.

 

Hasta el lugar se han desplazado un total de tres dotaciones con salida desde distintos parques de la ciudad, además de Policía Local.

Arden cinco coches esta tarde en el parking de Leroy Merlin

Bomberos de Málaga han extinguido esta tarde un incendio originado en la calle Walter Scott del polígono industrial de Villa Rosa, en Málaga, en el que se han visto afectados cinco vehículos estacionados en un aparcamiento, según informa el servicio de emergencias 1-1-2, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

El suceso ha tenido lugar sobre las 14:25 horas de hoy, momento en el que se han recibido varios avisos en el 1-1-2 en los que se alertaba del incendio y se advertía de la cercanía de una zona de naves industriales. De inmediato, el centro coordinador de emergencias ha activado a los Bomberos de Málaga, al Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), a Policía Local y al Cuerpo Nacional de Policía.

Según han confirmado los bomberos desplazados al lugar, el incendio ha quedado extinguido sin que se ninguna persona haya tenido que recibir asistencia sanitaria aunque sí ha afectado a cinco turismos estacionados en el parking.

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal itinerante dedicado a la comisión de hurtos

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal itinerante dedicado a la comisión de hurtos. Han sido detenidas cuatro personas -tres de nacionalidad colombiana y el cuarto mejicano- con edades comprendidas entre los 37 y 62 años como responsables del hurto a un turista en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol. Los investigados han sido localizados en un hotel de Sevilla donde se encontraban alojados. En el momento de la detención les fueron intervenidos documentación, 2.240 euros y 1.997 dólares americanos.

Inicio de la investigación

Las investigaciones se iniciaron en Málaga, a raíz del hurto de un bolso de viaje a un parejero belga. El bolso contenía diversos efectos entre ellos un teléfono móvil y documentación personal.

Las primeras indagaciones permitieron a los investigadores conocer que los autores de la sustracción eran dos hombres y dos mujeres. También averiguaron que pertenecían a un grupo itinerante dedicado a la comisión de hurtos, en el que cada uno tenía una función específica, que actuaban perfectamente coordinados y que para sus desplazamientos utilizaban un vehículo de alquiler.

Las pesquisas realizadas en torno a esta banda de ladrones permitieron a los agentes la identificación y localización de los cuatro integrantes -tres personas de nacionalidad colombiana y una mejicana-, y, además, les condujeron hasta un hotel de Sevilla lugar en el que se encontraban alojados y donde finalmente, el pasado día 17, fueron detenidos.

En el momento de los arrestos les fueron intervenidos distintos documentos que acreditaban que habían vendido los efectos hurtados en el aeródromo malagueño así como 2.240 euros y 1.977 dólares americanos.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente en unión del atestado policial instruido.

 

 

 

Detienen a un joven por robar de un tirón el bolso a una mujer

La Policía Nacional ha detenido en Ronda a un hombre de 19 años como presunto responsable de un robo con violencia perpetrado en la localidad mediante el procedimiento del tirón. Durante su huida con el bolso, el arrestado arrojó al tejado del cuartel de la Guardia Civil de Ronda una rebeca de la víctima.

La investigación ha permitido, hasta el momento, el esclarecimiento de otro hecho delictivo de similares características en grado de tentativa.

La investigación se inició a raíz de una denuncia presentada en la comisaría en la que una mujer informaba que había sido víctima de un “tirón” ocurrido el pasado uno de junio en la calle Montes de la localidad rondeña. La víctima, fue abordada en la vía pública por un joven que le dio un tirón de su bolso y abandonó el lugar a la carrera.

Las diligencias practicadas condujeron a la identificación y localización del presunto responsable del robo violento, un joven de 19 años y vecino de Ronda que fue localizado y detenido.

El detenido y el atestado policial instruido ya han sido remitidos a la autoridad judicial competente.