Entradas

Esclarecidos seis robos con fuerza perpetrados en bares, restaurantes, inmobiliarias y almacenes de Benalmádena

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido seis denuncias por robos con fuerza en locales comerciales de la localidad de Benalmádena, hechos delictivos que han sido atribuidos a dos hombres de nacionalidad española de 33 y 32 años, respectivamente, que fueron localizados y detenidos “in fraganti” el pasado día 20 de mayo por la Policía Local de Benalmádena cuando perpetraban su último asalto a un bazar chino de la calle Ciudad de Melilla de la citada localidad.

 

La investigación policial se inició a mediados del mes de septiembre a raíz de las denuncias de empresarios y comerciantes de la zona después de que hubieran sufrido distintos robos con fuerza en sus negocios.

 

Las pesquisas condujeron a los agentes hasta una red criminal que actuaban siempre de madrugada y en calles poco transitadas de Benalmádena. Planificaba sus asaltos fijando sus objetivos, principalmente, en comercios que no tuvieran sistemas de seguridad.

 

Para acceder a los locales, los asaltantes utilizaban cizallas, palanquetas y destornilladores con los que forzaban las ventanas, rejas o puertas de entrada; una vez en su interior violentaban las cajas registradoras o las máquinas tragaperras para apoderarse del dinero. Igualmente sustraían objetos de valor que hallaban como ordenadores, televisores, teléfonos móviles o incluso comestibles.

 

Además, para perpetrar los robos, y con la finalidad de entorpecer la labor policial, cubrían sus manos con guantes o calcetines. Cuando cometían los robos huían del lugar y se refugiaban en viviendas próximas -a veces en pisos ocupados y otras, de familiares- y allí escondían las herramientas que habían utilizado para cometer el robo así como el botín obtenido.

 

Tras arduas investigaciones los agentes identificaron a los integrantes de la red criminal liderada por un hombre de 33 años vecino de la localidad. Todos fueron detenidos, y una vez puestos a disposición judicial, quedaron en libertad.

 

Desde ese momento, volvieron a producirse hasta cinco robos con fuerza de similares características. Según las pesquisas, los autores eran los integrantes de la red investigada. Se estableció entonces un dispositivo policial para detenerlos.

 

Sorprendidos en su último asalto

 

El pasado día 20, de madrugada, dos de los investigados –entre ellos el considerado por los investigadores como el cabecilla de la trama- eran sorprendidos durante su último asalto a un bazar de la calle Ciudad de Melilla. Los autores eran detenidos en ese instante por la Policía Local de Benalmádena.

 

Reclamación judicial dictada por el Juzgado nº 4 de Torremolinos

 

Se da la circunstancia de que a uno de los arrestados –vecino de la localidad de 33 años- había sido detenido hasta en seis ocasiones –cinco por agentes de la comisaría de Torremolinos-Benalmádena y otra, por agentes de la comisaría de Fuengirola- desde el mes de febrero por más de una treintena de robos con fuerza.

 

Al arrestado, en el momento de su detención, le constaba una reclamación judicial dictada por el Juzgado número 4 de Torremolinos en vigor por un robo con fuerza.

 

Cinco personas heridas en una salida de via en la carretera Azucarera-Intlelhorce

Un total de cinco personas han resultado heridas de diversa consideración, minutos antes de las diez de la noche, después de haber sufrido un accidente al perder el control de la furgoneta en la que circulaban, por motivos que se desconocen, en la carretera Azucarera-Intlelhorce, a la altura de el camino de Los Prados.

 

Varias dotaciones medicas al igual que Policía Local, han asistido a los heridos

La Policía Local de Málaga detiene a 3 personas sorprendidas cuando intentaban vender teléfonos móviles robados

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a dos hombres de origen africano y 29 y 40 años de edad, y una mujer de 24, natural y vecina de Málaga, como presuntos autores de, en principio, un delito de receptación.

 

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20:00 horas del lunes 8 de mayo en el paseo de la Farola, cuando a una dotación de policías locales que patrullaban por la zona les levantó sospechas la actitud de los encartados, pudiendo observar como uno de los individuos, que concretamente se encontraba en el interior de un coche, intercambiaba algunos objetos con el otro hombre y la mujer, que permanecían junto a la ventanilla.

 

Al percatarse de la presencia policial, el conductor del turismo intentó ocultar con rapidez los objetos, momento en el que los agentes procedieron a identificar a los presentes y a realizar una inspección del interior del vehículo, localizando en la cantonera de la puerta delantera izquierda tres teléfonos móviles, así como otros dos celulares y dos navegadores en el maletero.

 

Al parecer, en base a las pesquisas policiales, podrían haber sido sorprendidos llevando a cabo una compra venta de teléfonos móviles procedentes del mercado negro. Además, tanto la mujer como el hombre que se encontraban fuera del coche portaban un smartphone cada uno de ellos, también de origen presuntamente fraudulento.

 

 

Oportuna llamada de una víctima

De hecho, en plena actuación policial, uno de los teléfonos móviles requisados del interior del coche sonó, contactándose con el número llamante a través de la Sala 092 de la Policía Local de Málaga y resultando ser una joven de 23 años y nacionalidad danesa que refería encontrarse de vacaciones en la ciudad y ser la propietaria del terminal, que, según manifestó, le habían sustraído esa misma tarde, siendo citada para prestar declaración y recuperar su móvil.

 

Además de los siete teléfonos y los dos navegadores, los agentes le intervinieron 350 euros al individuo que conducía el coche, y 70 al otro.

 

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención de los tres implicados en los hechos y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

 

 

 

 

Susto después de que unos amigos le pusieran unas esposas… sin llaves.

    Alrededor de las 13:30 de la tarde de hoy, un joven de 19 años se ha personado en la Jefatura de la Policía Local de Churriana, pidiendo ayuda para quitarse unas esposas.

    El joven, al parecer ha sido esposado mientras bromeaba con unos amigos, dandose la circunstancia de que no tenian la llave, por lo que ha decidido trasladarse a dependencias policiales para pedir auxilio. El tipo de grilletes que el joven tenia era antiguo, y al estar obsoleto su uso dentro de las fuerzas de orden público, desde la Jefatura no han podido liberarlo, por lo que ha sido traladado con premura hasta el Parque de Bomberos de Churriana y a posteriori, por carencia de material, se han hecho las gestiones oportunas con el Parque Central de Bomberos, en Martiricos, donde a la llegada de la patrulla policial, ya se encontraban esperando para su liberación.

    A pesar de que las esposas estaban fuertemente apretadas, el joven no ha necesitado asistencia médica ni ha sufrido daños de importancia.

La Policía Local de Málaga detiene a un ciudadano chino por un presunto delito de malos tratos

El suceso ocurrió alrededor de las 14:00 del pasado jueves día 27 en Churriana.

 

Agentes de la Policía Local de Málaga adscritos al distrito de Churriana-Aeropuerto, fueron avisados mientras se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia, de que un súbdito Chino se encontraba bajo un gran estado de nervios, llegando, presuntamente, a agredir a su pareja.  Inmediatamente, dotaciones policiales se desplazaron hasta el lugar del suceso, en la puerta de un restaurante chino situado en la carretera Coin-Churriana, donde, efectivamente, pudieron constatar que el hombre se encontraba en un estado alto de agresividad .  Según hicieron saber a la Policía testigos de lo sucedido, el hombre maltrató brutalmente a la mujer en el interior del restaurante.

 

En el cacheo de seguridad realizado por los agentes de policía, encontraron el teléfono móvil de la mujer que fue presuntamente maltratada, que resultó ser su pareja sentimental.  El ahora detenido fue trasladado a dependencias policiales, donde a posteriori quedó a disposición del Juzgado.  La mujer fue trasladada por los servicios sanitarios al Hospital Regional.