Anunciantes

La Policía Nacional salvó ayer la vida de una mujer de 78 años que trató de suicidarse en su domicilio en Torremolinos realizándose cortes en las muñecas y el cuello. La alerta vino por parte de su hija, que había recibido una llamada en la que su madre le decía “Esta vez no vas a llegar a tiempo”, pero la rápida actuación de los agentes consiguió evitar que la mujer perdiera la vida.

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer sobre las 19:00 horas cuando la Sala del 091 recibió aviso de una mujer comunicando que su madre la acababa de llamar para decirle “Esta vez no vas a llegar a tiempo” por lo que suponía que se iba a quitar la vida. Inmediatamente una dotación policial acudió al lugar donde la esperaba la requirente que no tenía llaves del piso y como nadie les abría la puerta los agentes temiendo por la vida de la moradora accedieron abriendo la puerta de una patada.

Una vez dentro comprobaron las distintas habitaciones y encontraron la puerta del baño atrancada con una silla por lo que no dudaron en usar la fuerza hasta conseguir abrir y entrar al servicio, donde efectivamente encontraron a la madre de la requirente, una anciana de 78 años con cortes en las muñecas y el cuello. Los agentes de Policía Nacional actuaron rápido y de forma decisiva, cubrieron las heridas con toallas, presionando fuertemente hasta detener las hemorragias, e hicieron todo lo posible por que la mujer recuperara la consciencia.

Dieron aviso rápido a la ambulancia que cuando llegó al lugar ya encontraron a la mujer consciente. Los servicios sanitarios la atendieron y destacaron que, de no ser por la rápida actuación de los agentes y su decisión a la hora de practicarle la asistencia de urgencia, habría perecido debido a la gran cantidad de sangre perdida. Afortunadamente la mujer fue trasladada al Hospital en estado estable, aunque requirió asistencia especializada urgente.