Anunciantes

Un total de tres personas han sido arrestadas y tres policías locales han resultado lesionados, tras una batalla campa en la Plaza de los Mártires, en Málaga Capital, según ha podido saber El Caso Málaga.

La multitudinaria pelea ocurrió sobre las 02.30 de esta pasada madrugada, tras ser requerida una patrulla de la Policía Local por molestias de ruidos en la vía pública y en uno de los bares de la zona.  Después de la llegada de la primera dotación de Policía Local, observaron a un gran grupo de personas, las cuales estaban formando un gran escándalo, percatandose ademas los policías de que uno de los individuos se encontraba haciendo sus necesidades en mitad de la plaza, sin importarle la presencia policial.  Una vez llamado al orden, los policías proceden a solicitarle la documentación para ser identificado y propuesto para sanción, momento en que este se niega y se intenta marchar del lugar.  Una vez más los policías vuelven a llamar al orden al individuo y le vuelven a solicitar su documentación,  reaccionando este de forma agresiva y comenzando a agredir a los agentes, por lo que los mismos , repelen la agresión y proceden a intentar detenerlo, momento en que otra joven se une a la trifulca y agrede a  a los agentes actuantes, intentando zafar al amigo de los policías.  Instantes después llegan dos patrulleros motorizados apoyando a los agentes, que en ese momento seguian intentado arrestar al primero de los detenidos que oponía una gran resistencia y se mostraba muy agresivo.  De pronto, y en tan sólo unos segundos, los cuatro policías se vieron rodeados por unas 30 personas que se unieron en contra de estos, golpeándolos y arrojandoles botellas, impactando varias en los policías.  En ese mismo momento es en el que el detenido, – que sólo tenia engrilletada una mano-, aprovecha la brutal agresión a los policías y golpea con gran violencia a uno de los agentes en la cara, rompiéndole el casco y escapando a la carrera por los callejones.

Tras solicitar apoyo, llegan al lugar varias dotaciones, procediendo a la detención de otro individuo, que arrojó una botella y golpeó con un puñetazo a uno de los agentes.

Tras dar las descripción del huido con el grillete puesto, es interceptado momentos después por otra unidad en el Puente de Armiñan, siendo los tres trasladados a dependencias policiales, donde pasarán a disposición judicial en las próximas horas.

Los tres agentes sufrieron heridas de distinta consideración.