Anunciantes

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la localidad de Benalmádena (Málaga) una plantación de marihuana con más de mil plantas. El invernadero estaba instalado en el sótano de un chalet. En el operativo han sido detenidos los responsables de la plantación tres hombres –dos de nacionalidad serbia y otro, sueca- como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas, daños y defraudación de fluido eléctrico. Los investigados tenían la casa alquilada a su nombre. El cultivo fue descubierto por un inspector de la Policía Nacional fuera de servicio. Durante el registro practicado en el domicilio los agentes también pudieron constatar la existencia de una conexión fraudulenta a la red pública de electricidad.

Halladas 1.100 plantas de marihuana en el sótano de la vivienda

El origen de la operación partió del aviso de un inspector de Policía Nacional fuera de servicio, que sorprendió a tres jóvenes saliendo de un chalet y sospechó que podían estar cometiendo un robo. Tras identificarse como policía e interrogarles acerca de la propiedad de la vivienda y dadas las respuestas incongruentes y la actitud sospechosa de los tres individuos, el agente avisó a las unidades uniformadas. Los sospechosos trataron de huir del lugar y refugiarse en el chalet, siendo perseguidos por los agentes, persecución que llevó al descubrimiento de una plantación de más de mil plantas de marihuana instalada en el sótano de la vivienda.

Los tres responsables, un sueco de 28 años y dos serbios de 24 y 38 respectivamente, fueron detenidos in situ, procediéndose posteriormente al registro de la vivienda. En el lugar los agentes hallaron un invernadero con 1.100 plantas de marihuana, además de toda la infraestructura de riego y ventilación, y una instalación eléctrica diseñada ex profeso para la plantación, y que además estaba conectada de manera ilegal al tendido público.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial.