Anunciantes

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo de nacionalidad española y 25 años de edad como presunto autor de un delito continuado de daños.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado al domingo 9 de junio en la barriada malagueña de El Palo, cuando, presuntamente, varios individuos comenzaron a realizar pintadas vandálicas en todo lo que encontraban a su paso, incluyendo coches, furgonetas, motocicletas, fachadas, cristaleras, cierres y mobiliario urbano.

A primera hora de la mañana, nada más tener conocimiento de los hechos, policías locales se hicieron cargo del caso, a lo largo del cual intervinieron agentes de la Jefatura Este, del Grupo de Investigación y Protección (GIP) y del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) del citado cuerpo policial.

Vital colaboración ciudadana
Los policías locales se entrevistaron con varios testigos y víctimas de los hechos. Entre los testigos se encontraba una mujer que al verlos realizar las pintadas les recriminó su actitud, respondiéndole, según parece, los individuos con amenazas graves tales como: “vete para tu casa que te vamos a matar”.

Asimismo, los agentes llevaron a cabo una inspección ocular por la zona al objeto de comprobar los daños ocasionados, efectuando una relación de los mismos así como el oportuno reportaje fotográfico. Así, pudieron comprobar que nueve de los vehículos dañados, concretamente tres turismos, tres furgonetas y tres motocicletas, presentaban pintadas de color verde y azul con las iniciales FSH y JJR, si bien había otros vehículos en la zona afectados con pintadas sin dibujo alguno ni iniciales llevadas a cabo por la misma pintura.

De igual modo, los policías locales comprobaron que al menos veinte fachadas de viviendas habían sido pintadas, así como varios cierres de locales, cristaleras de viviendas y numeroso mobiliario urbano.

Las pesquisas llevaron a los policías locales a localizar una vivienda próxima al lugar de los hechos que había sido arrendada como alquiler turístico o vacacional, procediendo los agentes a identificar a sus moradores tras franquearles la entrada, tratándose de siete jóvenes de entre 19 y 31 años entre los que había cuatro hombres y tres mujeres, procedentes todos ellos de un municipio de la provincia de Granada, y que, al parecer, entre otras cosas, celebraban el cumpleaños de uno de ellos.

Los policías locales comprobaron que uno de los jóvenes presentaba un tatuaje en la espalda coincidente con lo que habían señalado testigos, que pudieron apreciarlo gracias a que realizó las pintadas vandálicas descamisado, a pesar de hacerlo de madrugada. Además, para más inri, el individuo también llevaba tatuadas en su cuerpo las mismas iniciales con las que se realizaron gran parte de las pintadas vandálicas.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

La investigación continúa abierta y no se descartan futuras detenciones.9