Anunciantes

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo de nacionalidad colombiana y 20 años de edad como presunto autor de robo con fuerza en vivienda habitada en grado de tentativa.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 16:15 horas del pasado jueves 27 de junio en un bloque de calle Carnicerito, cuando el morador de una de las viviendas escuchó ruidos en el pasillo y se asomó por la mirilla de la puerta de acceso, pudiendo ver, a pesar de que estaba borrosa, la silueta de dos individuos intentando acceder al interior, encontrándose uno de ellos manipulando la cerradura de la puerta de entrada mientras el otro portaba herramientas.

Tras dar aviso a la Sala 092 de la Policía Local de Málaga una patrulla de dicho cuerpo se personó de urgencia en el lugar, subiendo uno de los agentes por el ascensor, mientras el otro lo hacía por las escaleras, para intentar evitar así su posible huida.

Mientras subía por la escalera hasta la octava planta del bloque en la que estaban sucediendo los hechos, el policía local pudo ver como caían por el hueco de la escalera una par de guantes y una braga polar.

Una vez personados los dos agentes en el inmueble, observaron a uno de los individuos, que se encontraba manipulando la cerradura de la puerta, portando un bombín en la mano, si bien el otro ya no se encontraba en el lugar ni pudo ser localizado con posterioridad.

El individuo adujo que se encontraba solo y que quería acceder a la vivienda porque pensaba que estaba desocupada, si bien los policías locales pudieron comprobar que tanto en la mirilla de la puerta de la vivienda que se encontraba forzando, como en la de otra contigua, se habían rociado unos polvos blancos desde el exterior, presumiblemente para dificultar la visión de los moradores y poder acceder al interior, ya que ambos inmuebles se encuentran en uso en la actualidad por sendas familias, si bien en la vivienda contigua no había nadie en ese momento.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.