Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos fugitivos reclamados por las autoridades de Italia acusados de participar en un atraco millonario a una joyería de Nápoles. Los prófugos -padre e hijo, de 50 y 29 años, ambos italianos- han sido localizados y arrestados en Benalmádena. al tener en vigor sendas órdenes europeas de detención y entrega.

Según consta en la requisitoria, los reclamados -A.C. y S.C.- formarían parte de una organización criminal apodada como la ‘Banda del Buco’ y habrían participado junto a otros compinches en la sustracción de joyas por valor de 800.000 euros en un atraco a una joyería de Nápoles.

Uso de armas de fuego

El pasado 11 de junio de 2019 tuvo lugar el robo a la joyería napolitana con un doble procedimiento -butrón y empleo de armas de fuego-. Miembros de la llamada ‘Banda del Buco’ accedieron al interior del negocio y retuvieron a los empleados, logrando sustraer 800.000 euros en joyas.

Fruto de las investigaciones las autoridades italianas desarticularon el grupo criminal a expensas de detener a A.C. y S.C., que consiguieron huir.

Mediante los cauces de cooperación policial internacional se conoció que los atracadores huidos podrían estar en el sur de España por lo que con la colaboración del Grupo de Fugitivos y las autoridades italianas se inició una investigación para tratar de localizarlos.

Así, días atrás, los prófugos eran localizados y detenidos por separado en la localidad de Benalmádena donde habían fijado su residencia. El último de los arrestos se produjo el pasado día 15 de enero. Los agentes intervinieron a los prófugos documentación falsa, teléfonos móviles y 4.000 euros.