La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal dedicado al tráfico de cocaína de alta pureza en Málaga. En el marco de la operación Inma, los agentes han detenido a diez personas por su presunta implicación en los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, y, además, han intervenido en los diferentes registros -cinco en Málaga capital y uno en Cártama- 278 gramos de cocaína, un revólver, una pistola, 90 cartuchos, un vehículo de alta gama, placas falsas de policía y 23.105 euros en efectivo, entre otros efectos. En la trama, la red había contratado un matón con múltiples antecedentes tras sufrir un vuelco.

 

La investigación se inició en el mes de mayo cuando los agentes tuvieron conocimiento de unas informaciones que apuntaban como en dos viviendas de una misma calle de la zona oeste de la capital se distribuía droga al por menor. A partir de ahí hicieron gestiones para identificar a los responsables.

La investigación reveló que detrás de estos puntos de venta de droga había toda una organización criminal liderada por un hombre que tenía su centro de operaciones en Cártama. Allí, el principal investigado se encargaría personalmente de seleccionar la pureza de la droga -cocaína-, decidir el precio de venta al por menor y organizar el trabajo de sus subordinados -entre los que se encontraba su hijo- para que realizaran la distribución de la droga.

Los agentes también constataron como, a raíz de que uno de los miembros más allegado al líder de la trama sufriera un “vuelco”, la organización había contratado los servicios de un “matón” con múltiples antecedentes por delitos contra las personas, que llevaba a cabo labores de protección.

Centradas las indagaciones en torno a los investigados, los agentes fueron identificando, uno por uno, a todos ellos. Así también comprobaron como las parejas de tres de los sospechosos tenían un perfil muy activo en la trama, ejerciendo supuestamente tanto de vendedoras, al por menor, como de enlace entre sus maridos y el jefe de la organización.

Ubicados todos los inmuebles donde se llevaban a cabo las transacciones de droga, así como el centro de operaciones de la organización, en el que residía el principal investigado, se practicaron los registros. En estos, se incautaron de 278 gramos de cocaína, un kilo de cogollos de marihuana, 49 gr. de hachís, 18 plantas de cannabis sativa y, además, intervinieron un revólver, una pistola, 90 cartuchos, un vehículo, placas emblema falsas, caretas, grilletes, defensas, pasamontañas y 23.105 euros en efectivo.

Finalmente, la operación, de la que conoce el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga, se saldó con la desarticulación de la organización criminal, el desmantelamiento de cinco puntos de venta de droga y la detención de diez personas -siete hombres y tres mujeres- como presuntos responsables.