La plantilla de la Jefatura Central de la Policía Local de Málaga está viviendo un brote de coronavirus que, desde el pasado viernes 16 de octubre ha afectado a un total de nueve policías locales, seis de los cuales prestan su servicio en la Jefatura de Policía de Barrio Centro, mientras los tres restantes lo hacen en el Grupo de Apoyo a la Planificación.

De los considerados contactos estrechos, diez han dado negativo en el test y siguen de servicio y otra decena de agentes están llevando a cabo aislamiento preventivo hasta que reciban los resultados.

Se desconoce el origen de los contagios sin que haya indicios que permitan relacionarlos con una actuación policial, ni tan siquiera si los agentes contagiados lo han sido por un solo foco o varios.

Se ha activado el protocolo previsto en lo relacionado con la limpieza de vehículos e instalaciones y se espera que a lo largo del día de hoy quede todo normalizado, no viéndose implicada la operatividad de la unidad, ya que una parte de los policías locales afectados están de descanso reglamentario por lo que el numérico de agentes es el habitual.