Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Málaga han llevado a cabo un operativo conjunto en el marco de la operación “Castelar” contra el tráfico de drogas y han desmantelado dos puntos de venta dedicados al tráfico de cocaína. Han resultado arrestadas cinco personas –cuatro hombres y una mujer-, todos de nacionalidad española, como presuntos responsables de un delito contra la salud pública, además, uno de ellos también ha resultado investigado por su presunta implicación en un delito de tenencia ilícita de armas.

 

Inicio de la investigación

La investigación comenzó a partir de que los agentes de ambos cuerpos policiales tuvieran conocimiento de la posible existencia de un grupo de personas que estarían dedicándose a la venta de estupefaciente en la barriada malagueña de La Noria.

 

Fruto de las primeras indagaciones, los policías localizaron dos viviendas relacionadas con la venta y distribución de droga. Concretamente,  en ambos inmuebles se estaría distribuyendo cocaína a pequeña escala durante todo el día. Igualmente, los investigadores comprobaron como el flujo de compradores era constante, observando un ir y venir a las viviendas para adquirir las dosis.

 

Una vez corroborados los hechos e identificados los responsables, se estableció un dispositivo policial que culminó con la detención de cuatro hombres y una mujer,  así como con la práctica de registros en los domicilios de los investigados. Los agentes intervinieron 1.540 euros en efectivo, tres balanzas de precisión, recortes y utillaje,  e incautaron nueve papelinas de cocaína.

 

Los agentes atribuyen a los arrestados la presunta responsabilidad en los delitos de tráfico de droga y, a uno de ellos, además, por su presunta implicación en un delito de tenencia ilícita de armas.

 

El atestado policial instruido y los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.