Estrategias para agilizar trámites civiles en Málaga

Ante una situación difícil que parece que no va a cambiar en mucho tiempo, entidades gubernamentales siguen trabajando para facilitar y por ende, agilizar los procedimientos civiles. Ese es el caso del sitio https://registrocivilmalaga.top que sigue habilitando procesos sencillos a través del medio virtual para que los ciudadanos malaguenses no tengan que acudir a las instalaciones de la misma y arriesgarse a enfermar del COVID-19 o cualquiera de las cepas. Notarios se han unido a esta iniciativa, convirtiéndola prácticamente en la forma obligatoria de recurrir a los servicios del registro civil.

De acuerdo con la Ley de Jurisdicción Voluntaria que entró en vigencia el 23 de junio del año 2015, la autoridad de los notarios se vio reforzada. A través de esta normativa se le otorgaron competencias en materia de sucesiones y familia que le permitían celebrar bodas o tramitar expedientes matrimoniales. No obstante, esta última no se desarrolló por completo. ¿Qué pasa ahora?

Quizás ese no era el momento para otorgar tales competencias a plenitud. Sin embargo, ya es un hecho que a partir de este mes, todos los notarios tienen una nueva función que seguro vamos a aprovechar en estos tiempos. Es así como las personas que deseen casarse tienen dos opciones. Bien pueden solicitar el expediente matrimonial ante el Registro Civil o ante el colegio notarial.

Vale mencionar que en Málaga se ha establecido el orden de asignación de notarios a los 37 funcionarios disponibles en la localidad. Gracias a esto se refuerza la imparcialidad, por cuanto no es el notario amigo el que hará el trámite por ti para que sea más rápido. De hecho, ya no se necesitará recurrir a estas “ventajas” pues todo está pensado para beneficio de todos los ciudadanos.

Cabe mencionar que este tipo de documento donde intervienen los notarios, tendrá una naturaleza administrativa. Por cuanto, no se puede elegir al notario tal cual no se puede decidir por el juez que conocerá la causa de una demanda. Entonces, se tiene aceptar que sea el notario natural en turno quien realice el trámite correspondiente. Esto más que una desventaja supone un orden jurisdiccional que beneficiará a los ciudadanos que necesiten completar un proceso a tiempo.

¿Ahora los notarios pueden casar?

No, esto no implica que se le haya atribuido la competencia de celebrar una boda. Lo que hará el notario es instruir el acta de tramitación. La responsabilidad sigue siendo de un juez de paz, el concejal o en algunos casos el alcalde. Este último si puede ser elegido por los contrayentes.

Recordemos que para poder casarse en España es necesario obtener el expediente matrimonial. Tal documentación viene a comprobar que los contrayentes cumplen con los requisitos legales para poder casarse. Por lo tanto, lo que se busca con este trámite es demostrar la capacidad de cada persona de casarse, es decir, que no haya otro matrimonio, que no sea un matrimonio de conveniencia o simulado o bien que existan parentesco que prohíba la unión de la pareja.

La responsabilidad del notario será aportar profesionalismo, experiencia, y por supuesto, agilidad en la tramitación de este expediente. Es obligación de este servidor público de informar al cliente sobre el régimen económico matrimonial y las consecuencias o derechos sucesorios que nacen de la relación conyugal.

Beneficios de las nuevas competencias de los notarios

El objetivo del Registro Civil de conceder estas funciones a los notarios es que se puedan reducir los plazos de espera. Cabe mencionar que después de la pandemia, los registros civiles se estaban tardando hasta cinco meses en otorgar esta documentación. Pero con esta nueva iniciativa, las personas interesadas en el trámite obtendrán su comprobante en menos de un mes.

Vale mencionar que el procedimiento será tal cual se realiza ante el Registro Civil y que el acta es la misma que se entrega en esta entidad. El documento viene a constatar que no hay ningún impedimento para contraer matrimonio, y por ende se pueden seguir con el procedimiento natural.

Ahora bien, en caso de que se evidencie una prohibición, los futuros contrayentes tendrán que recurrir a un acto administrativo en donde será una instancia superior la encargada de resolver la cuestión y en dado caso, dar el permiso para poder celebrar el matrimonio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishFrançaisEspañol
Abrir chat